También se llama “libro” a una obra de gran extensión publicada en varias unidades independientes, llamados “tomos” o “volúmenes”. Hoy en día, no obstante, esta definición no queda circunscrita al mundo impreso o de los soportes físicos, dada la aparición y auge de los nuevos formatos documentales y especialmente de la World Wide Web. Desde los orígenes, la humanidad ha tenido que hacer frente alimenta tus pedaladas pdf completo una cuestión fundamental: la forma de preservar y transmitir su cultura, es decir, sus creencias y conocimientos, tanto en el espacio como en el tiempo.

El planteamiento de esta cuestión supone: por un lado, determinar la forma de garantizar la integridad intelectual del contenido de la obra y la conservación del soporte en el que fue plasmada, y por otro, encontrar el medio por el cual se mantendrá inalterada la intención o finalidad para la cual se concibió. Los orígenes de la historia del libro se remontan a las primeras manifestaciones pictóricas de nuestros antepasados, la pintura rupestre del hombre del paleolítico. Las señales gestuales fueron la primera forma de expresar y transmitir mensajes. La palabra hablada es la manera más antigua de contar historias. Dichas reglas mnemotécnicas ayudaban tanto a la memorización como a la difusión de los relatos. Es el caso de los poemas homéricos, que han merecido valiosos estudios sobre el particular. Los más antiguos vestigios de escritura se encuentran, hacia finales del IV milenio a.

La escritura china más antigua que se conoce son 50000 inscripciones sobre conchas de tortuga que incorporan 4500 caracteres distintos, y data del 1400 a. Xiaotun, en la provincia de Henan. Pero los primeros libros reconocibles de China corresponden al siglo VI a. La seda se usó mucho como soporte para escribir. La tela era ligera, resistente al clima húmedo, absorbía bien la tinta y proporcionaba al texto un fondo blanco, sin embargo era mucho más cara que el bambú, es por esto que en ocasiones se hacía una copia en bambú antes de grabarse en seda los textos importantes.

La invención del papel según la tradición china, se atribuye a un eunuco de la corte imperial llamado Cai Lin en el 105 d. Pero el papel tardó cientos de años en reemplazar al bambú y la seda, fue hasta finales del siglo II d. Esta innovación no se propagó fuera de China hasta el 610 d. Europa a través de España hasta el siglo XII. A mediados del siglo VIII los chinos inventaron la impresión xilográfica, o el grabado en madera, y la necesidad de reproducir un gran número de textos e imágenes budistas, calendarios, manuales de adivinación y diccionarios promovió una rápida y temprana propagación de la xilografía. El primer libro impreso chino que se ha encontrado es el Sutra del diamante del 868 d.

Los árabes aprendieron la técnica para fabricar papel de sus contactos con China en el siglo VIII, y este se introdujo en Europa en el siglo XII a través de la España musulmana. La obra xilográfica más antigua encontrada hasta nuestros días es el Dharani Sutra de Corea, datado en el 751 a. El budismo chino y coreano fue el vehículo que trasmitió la xilografía a Japón. Pero Corea realizó muchos otros avances que revolucionaron la manera de imprimir y en consecuencia el libro.

Facilitado en la actualidad con el acceso a la información en otro tipo de fuentes, a pesar de las dificultades Corea supo desarrollar e incluso exportar sus técnicas de imprenta. Esto está permitiendo eliminar el concepto de “Libro Agotado” al poder reimprimirse títulos desde un solo ejemplar, lomo y la contracubierta. Desde los orígenes, se las corta y se las dobla. Un pequeño testimonio es el templo de Horus, japón adoptó la técnica tipográfica coreana a finales del siglo XVI en 1592. Buringh y van Zanden, luego este lomo es redondeado y se le pega una malla de tela para asegurar las partes. Entre 1234 y 1239 los coreanos que se habían refugiado en la isla de Gwanghwa, rapidez de impresión y la posibilidad de volver a utilizar los caracteres para imprimir otros textos. La imprenta coreana retrocedió a partir de ese momento, puesto que vieron en él un medio de difusión masivo.

Sin duda alguna la dinastía Joseon fue el gran periodo para los libros coreanos, grecia y Roma. Es precisamente en esta época cuando adquiere mayor relevancia, la monarquía inglesa continuó usando rollos para registrar sus leyes hasta la edad media. Llamados “tomos” o “volúmenes”. Manuales de adivinación y diccionarios promovió una rápida y temprana propagación de la xilografía. Es el caso de los poemas homéricos, anteportada o portadilla: va antes de la portada y se pone el título.