Las contribuciones cuentan con dos tipos de fines, a saber: los fines recaudatorios o fiscales y los fines extrafiscales o no recaudatorios. En el siguiente ensayo definiremos cada uno de ellos y adentraremos en las diversas implicaciones de estos últimos. Filosofía del derecho luis recasens siches pdf tales como la evasión fiscal, la contaminación, o bien fomentar el empleo y la inversión. No obstante lo anterior, aún en la actualidad existen diversas dudas sobre la idoneidad de la utilización de instrumentos impositivos para conseguir fines de naturaleza distinta a la recaudación, incluso, existen algunas interrogantes sobre si imbuir a las contribuciones de fines no recaudatorios es compatible con la teleología clásica de la imposición.

Estado y, por ende a su población. Tiene una finalidad recaudatoria o fiscal. Entendiendo que son prestaciones patrimoniales porque generan la obligación de dar una suma de dinero, es decir, su naturaleza pecuniaria es un elemento esencial de la contribución. Por otro lado, señala que es una prestación coactiva porque no surge de un acuerdo de voluntades, sino por la imposición de la Ley y, por ende, se trata de una obligación ex lege distinta de las obligaciones ex contratum. En ese mismo sentido, por lo que hace a la tercera de las características, el referido jurista menciona que, las contribuciones contienen una finalidad recaudatoria o fiscal, en virtud de perseguir obtener recursos para financiar el gasto público. De conformidad con lo señalado, tenemos que la obligación de contribuir establecida en la fracción IV del artículo 31 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, tiene como destino específico cubrir los gastos públicos y, solo cuando las contribuciones tengan ese fin serán constitucionales. En razón de lo señalado, se subraya el carácter instrumental de la contribución, ya que mediante ella no se persigue la consecución directa de fines púbicos, sino suministrar fondos para que otras Administraciones los puedan lograr.

Instituto del gasto: se persigue conseguir ingresos para llevar a cabo las necesidades púbicas. Acorde con lo señalado, las cantidades obtenidas por el Estado mediante el establecimiento de contribuciones, de ningún modo debe tener un destino arbitrario, sino que deben destinarse para satisfacer las necesidades del agregado cuantitativo del Ente Soberano, es decir, deben aplicarse única y exclusivamente para satisfacer los gastos para los cuales fueron decretados anualmente por la Cámara de Diputados en el Presupuesto de Egresos de la Federación. Como se ha señalado en párrafos precedentes, por antonomasia se ha considerado que las contribuciones son creadas por el Estado con la finalidad exclusiva de sufragar el gasto público, es decir, su destino es fungir como un instrumento para allegarse de medios a través de los cuales el Estado pueda realizar sus fines. De esta manera, se puede observar claramente como las contribuciones tienen una finalidad recaudatoria o fiscal, la cual consiste precisamente en lo anterior, en razón de que, como se ha mencionado reiteradamente, mediante la recaudación el Estado se allega de ingresos a través de los cuales se encuentra en posibilidad de financiar los gastos necesarios que conllevan sus funciones. Como se ha referido, la naturaleza recaudatoria de una contribución para nada es incompatible con otros fines comunes amparados por la Constitución. Así las cosas, las contribuciones en su concepción clásica, son un instrumento de recaudación por el cual se allega de fondos la Hacienda Pública para el sostenimiento de los gastos públicos.

Tras esta situación, en la actualidad la concepción de contribución se ha inclinado por considerar que, si bien tienen como finalidad substancial financiar el gasto público, al mismo tiempo se pueden dirigir para hacer realidad otros fines constitucionales. Qué debemos entender por fines no fiscales o extrafiscales? Así, debemos entender por contribuciones con fines extrafiscales aquellas que persiguen propósitos fuera de lo relativo al fisco, es decir, fuera de la recaudación. De conformidad con lo señalado, se colige que los fines extra fiscales son aquellos mecanismos o instrumentos de política financiera, económica y social para impulsar o inhibir la realización de ciertas actividades en las cuales tenga interés el Estado. Dichos medios buscan surtir efectos en los contribuyentes, a fin de interferir en sus preferencias conductuales. Plato extraordinario que no figura en la minuta.

Accesorios de ciertas máquinas, como los automóviles, los televisores, etc. Extra de esto, ocurrieron otros hechos. Por otro lado, los romanos también llegaron a utilizar los fines extrafiscales dentro de su praxis jurídica. Del mismo modo, con el mercantilismo los Estados asumieron la misión de promover el interés nacional, mediante el levantamiento de  barreras proteccionistas al comercio y la promoción de la industria nacional. Estados que las han puesto en práctica. En ese orden de ideas, y retomando el hilo argumentativo del presente escrito, tenemos que la imposición no solo se podrá configurar como instrumento productor de ingresos, sino que, de igual manera y sin perder su naturaleza fiscal, puede fungir como instituto orientado a la consecución directa de objetivos ajenos al fin fiscal o recaudatorio.

Otra muestra de finalidades extrafiscales, se observan claramente en las cuotas compensatorias, las cuales indubitablemente se encuentran destinadas a proteger la producción nacional y evitar daños a la economía nacional. Todos ellos claros ejemplos de impuestos con finalidades no financieras o fiscales, o como lo mencionara la Primera Sala de nuestro más alto Tribunal, de instrumentos eficaces de política financiera, económica y social que el Estado tenga interés en impulsar. De acuerdo con información de la ENSANUT 2012, de no aplicar intervenciones preventivas o de control costo-efectivas sobre la obesidad y sus consecuencias, los costos podrían ascender para 2017 a 101,000 millones de pesos. Así, como parte del análisis del problema que se enfrenta, las autoridades competentes en materia de salud se han dado a la tarea de revisar el efecto de las bebidas con azúcar añadida.

En consecuencia, queda perfectamente claro que, no obstante que las contribuciones contengan elementos de política social y económica en los cuales motiven su creación, de ningún modo debe considerarse que la naturaleza recaudatoria de las mismas se pierde con este tipo de fines extrafiscales, la diferencia radica en que la recaudación estará configurada de tal manera que tienda a conseguir un objetivo determinado más allá de la recaudación. Como se ha señalado dentro del cuerpo de este artículo, la recaudación de las contribuciones de conformidad con lo señalado en la fracción IV del artículo 31 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, debe ser destinada a solventar el gasto público, es decir, a cubrir las necesidades colectivas o públicas a través de gastos específicos. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos como se verá a continuación. Constituyente de otorgar al Estado la rectoría del desarrollo nacional para garantizar que éste sea integral y sustentable, utilizando el fomento como un instrumento de crecimiento de la economía y del empleo, para lograr una justa redistribución del ingreso y la riqueza. Así, a guisa de ejemplo podemos mencionar que, en tratándose de equidad impositiva, la Primera Sala ha sustentado mediante jurisprudencia que, el legislador tiene la obligación de crear categorías o clasificaciones de contribuyentes, sustentadas en bases objetivas que justifiquen el tratamiento diferente, y que pueden responder a finalidades económicas o sociales, razones de política fiscal o incluso extrafiscales. Estado y las personas que lo integran.

Por otro lado, resulta de vital importancia percatarnos que, de ningún modo debe dejarse a la interpretación el descubrimiento de los fines extrafiscales perseguidos por el legislador al momento de establecer una contribución. Lo anterior, a fin de no dejar lugar a dudas de la intención perseguida por el legislador al establecer un gravamen. Por ende, al ser los fines extrafiscales herramientas dotadas de plena juricidad, deben ser utilizados de forma recurrente en la nueva visión que actualmente se busca establecer en materia contributiva, pues debemos recordar que, la norma jurídica es un mecanismo de control de las conductas de los hombres y, por tanto, la misma sirve para corregir conductas problemáticas presentes en la sociedad en diversos ámbitos. Los fines no fiscales de los tributos: a propósito de una doctrina jurisprudencial reiterada. Introducción al estudio del derecho tributario mexicano. Fines Extrafiscales sus límites constitucionales Edit.

Tributación ambiental: La contribución por gasto, Instituto de Investigaciones Jurídicas, México 2007. Los fines ultrafiscales de los tributos y su recepción en la nueva Ley General Tributaria. Extrafiscalidad y dogmática tributaria, Marcial Pons, Madrid, Barcelona, Buenos Aires, 2009. Licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la UNAM y Especialista en Derecho Fiscal por el Programa Único de Especializaciones en Derecho de la Facultad de Derecho de la UNAM.