Es un libro que se oculta a sí libro yo soy pdf, según es dicho en sus últimos párrafos. Este libro misterioso se compone de una sucesión de figuras acompañadas casi siempre de su correspondiente texto.

Es sin lugar a dudas un documento iniciático, encontrado en el interior del sarcófago de las momias de los altos dignatarios del antiguo Egipto. Rollo misterioso que se colocaba bajo la cabeza del difunto y que narraba bajo una forma simbólica, el viaje de ultratumba del alma, según  los sacerdotes de Ammón-Ra. Según la tradición egipcia el autor e inspirador de esos cantos mágicos  fue Thot, conocido como Hermes Trismegisto el Tres veces Grande. Dijo Platón que este Dios dio a los hombres el conocimiento de los números y la clave de su interpretación, de la geometría, de la música, de la astronomía y de la poesía sacra. Tanto en Egipto como en Grecia y hasta épocas posteriores, era costumbre de los moribundos invocar al Dios y confiarse a él en el trance de la muerte, ya que era el Conductor de las Almas en el Más Allá. En el periodo postrero de la civilización greco – egipcia, a Toth Hermes se le veneraba como el Dios que crea la palabra, como el primer iniciador de la humanidad, consagrándole la ciudad sagrada de Hermópolis.

El libro nos lleva a un cortejo fúnebre, extendido en el lecho funerario, se transporta al muerto, sobre la barca de Isis,  Junto a él Isis y Nephtis le protegen. Vienen después los sacerdotes, portadores de emblemas, algunos llevan las ofrendas, otros las urnas y una copa. Se dirigen a la cerrada tumba que guardará los restos mortales del difunto. El postulante se arrodilla ante Horus, hijo de Ra y dirige una ferviente plegaria para obtener las fuerzas que necesita   para someterse con éxito a las pruebas a las que será sometido. Te saludo, Osiris, Toro de Amenti! Yo soy Dios Grande que acompaña en su ruta la barca celeste. Soy Thot, aquel que hace triunfar a Osiris de sus enemigos.

Ahora soy sacerdote en Djedu, propuesto para las libaciones. Oh, vosotros espíritus divinos, que hacéis penetrar las almas perfectas en la morada sacrosanta de Osiris! Oh vosotros espíritus divinos que abrís la senda y apartais los obstáculos, franquead a mi alma el sendero hacia la morada de Osiris. Te saludo, Osiris, señor del Amenti!