Coat of arms of North Rhine-Westfalia. Locator map Tratado de westfalia pdf Rhine-Westphalia in Germany.

El territorio de Renania del Norte-Westfalia está ubicado al noroeste de Alemania y está dominado por la llanura de Westfalia. Conforme el poder del imperio romano declinaba muchas de estas tribus se empezaron a ver, colectivamente, como francos ripuarios y avanzaron a ambas orillas del Rin. Para finales del siglo V habían conquistado todas las tierras que anteriormente estuvieron bajo influencia romana. Para el siglo VIII el dominio franco estaba establecido firmemente en el oeste de Alemania y norte de la Galia. Los francos merovingios y carolingios construyeron con el tiempo un imperio que controlaba primero a sus compatriotas ripuarios y luego también a los sajones. A medida que se debilitó el poder central del emperador, Renania se dividió en numerosos principados pequeños independientes, cada uno de los cuales con sus vicisitudes separadas y su crónica especial. A pesar de su condición dividida, y padeciendo a manos de sus vecinos franceses en diversos momentos de guerra, el territorio renno prosperó en gran medida y permaneció en vanguardia de la cultura y el progreso de Alemania.

Aquisgrán era el lugar donde se coronaba a los emperadores alemanes, y los principados eclesiásticos del Rin aparecen de forma prominente en la historia alemana. Prusia puso pie por vez primera en el Rin en 1609 con la ocupación del ducado de Cléveris y alrededor de un siglo después Alto Güeldres y Moers también se hicieron prusianos. Alrededor del año 1 hubo numerosas incursiones a través de Westfalia y quizás incluso algunos asentamientos romanos permanentes, o romanizados. Partes de Westfalia pasaron a control prusiano-brandeburgués durante los siglos XVII y XVIII, pero la mayor parte de ella permaneció dividida en ducados y otras zonas feudales de poder. Durante el Primer Imperio Francés la parte de la región al oeste del río Rin fue designada como Departamento del Roer. Después del Congreso de Viena, el reino de Prusia recibió una gran parte del territorio de la región westfaliana, y creó la provincia de Westfalia en 1815. Como resultado de la reforma protestante, no hay religión dominante en Westfalia.

El catolicismo y el luteranismo están en condiciones de igualdad. El luteranismo es fuerte en el este y el norte con numerosas iglesias libres. A continuación, fue ratificada mediante un referéndum la Constitución de Renania del Norte-Westfalia. Encontrar una identidad común de Lippe, Westfalia y Renania fue un gran desafío en los primeros años del país. Los mayores retos en la posguerra fueron la reconstrucción y el establecimiento de un Estado democrático. A continuación, debió rediseñar la estructura económica desarrollada como resultado del declive de la industria minera que fue tema central de la política nacional.

Las elecciones de Renania del Norte-Westfalia del 22 de mayo de 2005 concedieron a la CDU una victoria inesperada. Este estado ha cambiado su tradicional imagen de sector industrial y se ha convertido en uno de los focos principales de la ecotecnología, actividad aseguradora, financiera, ferial y es una plataforma mediática a nivel europeo. Cerca de 40 de las mayores cien empresas alemanas tienen su sede en Renania del Norte-Westfalia. Tal es el caso de Bayer y Bertelsmann. Si fuese una nación económicamente autónoma, este estado ocuparía el decimoséptimo lugar entre las economías mundiales. Sede industrial de Bayer a la orilla del río Rin en Krefeld. Renania formó parte de una de las cuencas mineras más importantes en el proceso de industrialización de Europa.